Instructivos

LA MIEL Y SUS DERIVADOS

LA MIEL

La miel es antes que nada un alimento natural. Sus dos azúcares principales, dextrosa y levulosa, no precisan casi transformación por los jugos digestivos para ser asimilados por el organismo, siendo absorbidos con gran rapidéz. la miel es, de hecho, un alimento predigerido, ya que las enzimas añadidos por las abejas han efectuado la digestión. Por esto, pasa a la sangre más o menos a la media hora de haber sido ingerida, motivo por el cual  es un excelente recurso en casos de pérdida  de energía (100 gramos de miel aportan cerca de 300 calorías).

Pero además de su valor energético y debido a su composición global, es un alimento vivo capaz de suministrar al organismo elementos que pudieran faltarle, así como ayudar a ciertas funciones alteradas.

Las propiedades generales podría resumirse del siguiente modo:

  • Acción Energitizante sobre el organismo;
  • Acción Febrífuga (combate la fiebre);
  • Acción Sedante;
  • Propiedades emolientes (suavizante de las mucosas);
  • Propiedades antisépticas (desinfectantes), más marcadas en las mieles oscuras, y esto tanto a nivel digestivo como renal y urinario;
  • Propiedades béquicas (alivio de la tos);
  • Propiedades digestivas y laxantes;
  • Propiedades antianémicas (mieles oscuras);
  • Propiedades diuréticas.

EL POLEN

Tomando solamente en cuenta el contenido de principios activos (además de las sustancias tonificantes y dietéticas, presentes en grandes cantidades), las variedades de polen que se detallan a continuación, presentan las siguientes cualidades terapéuticas:

  • Acacia: Calmante.
  • Castaño (dulce): Favorece la circulación venosa y arterial, descongestiona el hígado y la próstata.
  • Castaño (ornamental): Actúa en disturbios circulatorios, especialmente en índole venosa, fortifica la red de capilares.
  • Calza: Efecto positivo en úlceras varicosas (mediante aplicaciones locales).
  • Diente de león: Acción diurética, favorece la actividad de los riñones y vejiga urinaria, efecto depurativo y laxativo ligero.
  • Manzano: Acción benefactora en el miocardio, fortificante general.
  • Zarzamora: Tónico general y antidiarréico.
  • Salvia: Tiene acción sobre las funciones digestivas e intestinales; efecto diurético, causa sudor, puede contribuir a la regulación de la menstruación.
  • Tomillo: Activa la circulación; es tónico y ligeramente afrodisíaco; actúa también como pectoral y antiséptico.
  • Tilo: Calmante, sedante.

Pero de manera corriente, no es posible seleccionar y consumir el polen según especies vegetales. Ello significa que la mezcla de polen suma las cualidades de los pólenes monoflorales de que se compone.

LA JALEA REAL

Sus propiedades pueden resumirse del siguiente modo:

  • La jalea real es tonificante y dinamizante.
  • Contribuye a equilibrar el organismo, favoreciendo un adecuado metabolismo y el buen funcionamiento de los órganos corporales.

Las indicaciones son variadas:

  • La persona sana podrá mantener un buen rendimiento físico y mental en situaciones normales y sobre todo, en épocas de estrés.
  • En caso de enfermedad y junto a otros tratamientos, puede contribuir al restablecimiento de la salud.

Son indicaciones particulares de este sentido:

  • Anorexia (falta de apetito)
  • Ulcera gastroduodenal
  • Anemia
  • Hipotensión
  • Arterioesclerosis
  • Astenia sexual
  • Estados depresivos menores
  • Trastornos de la memoria
  • Niños con sindrome de Dawn
  • Ciertas enfermedades de la piel (con manifestaciones queratósicas o seborreicas).

El Propoleo

De modo sistemático, pueden resumirse sus propiedades del siguiente modo:

Se trata de un desinfectante tan activo que su solución alcohólica al 10% ha sido utilizado para la esterilización de las manos en en una clínica dental en Checoslovaquía.

También se ha demostrado su eficiencia frente a parásitos como el Toxoplasmagondii y la Trichomona vaginalis (que provoca infecciones de transmisión sexual).

Propiedad fungicidas que se manifiestan frente a la candida albicans (sobre todo en la canvidad oral, el llamado “muguet, que puede mejorarse masticando propóleo, así como la desagradable “leucoplanquia velloso”).

Propiedades anestésicas muy potentes en relación a los aceites esenciales que contiene.

Propiedades antiinflamatorias en aplicación tópica.

Propiedades cicatrizantes (estimula y favorece la regeneración de los tejidos).

Propiedades inmunológicas por estimulación directa (favorenciendo la fagocitosis y la formación de anticuerpos) e indirecta (aumentando la resistencia global frente a las agresiones). En la universidad en Columbia (1988) investigaciones sobre el cáncer parecen indicar que el propóleo enlentecería el crecimiento de las células humanas cancerosas.

Otras propiedades podrían tener igualmente un desarrollo interesante para la salud humana: un efecto antioxidante y un efecto fitoinhibidor, que permitiría evitar el uso de ciertos conservantes alimentarios.